Recomendaciones para estar preparada para el parto.

Uno de los motivos que frecuentemente genera angustia en las mujeres embarazadas, es el saber distinguir cuándo es el momento en que se ha empezado el trabajo de parto y si se debe acudir o no al hospital o lugar elegido donde nacerá el bebé.

No se conoce con exactitud todos los mecanismos que lo inician, y la velocidad con la que avanza puede ser totalmente diferente de una mujer a otra y de un parto a otro. Es por ello importante llevar a cabo las siguientes recomendaciones semanas antes de tu fecha probable de parto para no tener pendientes, retrasos o complicaciones cuando llegue el momento esperado.

  1. Ten a la mano los números de teléfono de tu médico, del hospital o clínica donde nacerá tu bebé, los del sistema de urgencia de tu ciudad y el teléfono de un vecino o amigo de confianza al que puedas llamar a cualquier hora. Te sugerimos tener estos teléfonos además de en un papel fácilmente localizable en tu bolsa de mano, pegarlos en el refrigerador y en el espejo del baño. De esta manera fácilmente tu o alguien más los puede localizar. Toma en cuenta que pueden existir dos números de teléfono, los de llamada en horas hábiles y los de llamada nocturna o de urgencia ten la precaución de anotarlos correctamente.
  2. En la gran mayoría de las veces tendrás tiempo suficiente para buscar un medio de transporte, pero por precaución evita quedar totalmente aislada, es decir, evitar el quedarte sola sin automóvil, sin teléfono sobre todo si vives en un área aislada o donde tormentas de invierno o verano puedan bloquear el acceso a tu domicilio, en cualquier caso es prudente tener a la mano el teléfono de algún vecino o amigo que te pueda llevar en caso de que se requiera. En nuestras ciudades, actualmente tienes también que pensar en el tráfico, a ciertas horas del día el llegar al hospital puede tomarte más tiempo.
  3. Con frecuencia olvidamos que puedes tener otras necesidades en casa o el trabajo que resolver, como quien cuidará de los niños u otras personas que puedan vivir contigo, o compromisos importantes que tengas programados. De nuevo el haber platicado con un amigo o vecino de tu confianza puede solucionar este problema y evitarte perder tiempo o estar preocupada por estos detalles.
  4. ¿A dónde ir? Este es un tema importante a platicar primero con tu médico, él te puede indicar si en caso de inicio de trabajo de parto desea que le llames por teléfono, acudas a una clínica o al hospital. Te será de gran utilidad que hagas esta pregunta con tiempo para que ayudes a tu médico a darte un mejor servicio de acuerdo al programa que tenga diseñado.
  5. Cada mamá es diferente y pueden existir recomendaciones médicas para tu caso en particular. Pregunta a tu médico qué debes de hacer en el caso de iniciar un trabajo de parto, dependiendo de tu caso puede sugerirte quedarte en casa, acudir al hospital o vigilar ciertos síntomas.
  6. Prepara con tiempo tu maleta para ir al hospital y tenla a la mano. Puedes meter en la maleta tu cambio de ropa, artículos de higiene personal, la ropa con la que sacarás a tu bebé del hospital, papelería que pudieras necesitar, etc.

Parecerá increíble pero llegado el momento puedes no recordarlas, anota estas recomendaciones con claridad junto con los teléfonos del médico, te ayudará a evitarte complicaciones y disfrutar el gran momento de preparación ante la llegada de tu bebé.