Métodos barrera: Condón, diafragma, esponja, y capuchón cervical

Los métodos de barrera son aquellos que buscan impedir el paso de los espermatozoides hacia la cavidad uterina, impidiendo que lleguen al óvulo de la mujer y así lograr la concepción.

En este grupo encontramos los preservativos, el capuchón cervical, la esponja y el diafragma. Habitualmente también contienen químicos que afectan la vitalidad de los espermatozoides. Algunos de estos métodos también protegen contra las infecciones de transmisión sexual. En este artículo veremos más a fondo los tipos de métodos de barrera, así como sus beneficios, riesgos y efectos secundarios.

En general, estos métodos actúan colocando una barrera entre el espermatozoide y el óvulo. Es decir, consisten en barreras físicas que no permiten que un espermatozoide pase por el cuello uterino de la mujer y entren al útero y las trompas de Falopio para fertilizar un óvulo.

En comparación con otros métodos anticonceptivos como el implante y la inyección anticonceptiva o el dispositivo intrauterino, tienen menor eficacia para prevenir un embarazo. Sin embargo, su eficacia es mayor cuando dos métodos de barrera se utilizan juntos, como un diafragma y un condón masculino.

Los métodos de barrera funcionan solo cuando. Un solo acto sexual sin el uso de un método anticonceptivo puede dar lugar a un embarazo. Su eficacia también depende si se usan correctamente y que no ocurra algún contratiempo, pues hay ocasiones en que se rompe o se desprende durante las relaciones sexuales.

 

Tipos de métodos de barrera

Los siguientes tipos de métodos de barrera son los que conocemos comúnmente:

  • Condones (masculino y femenino)
  • Esponja
  • Diafragma
  • Capuchón cervical

Condones

Condón masculino

Hay dos tipos de condones disponibles: masculino y femenino.

El condón masculino es una capa protectora delgada de látex (goma), poliuretano (plástico) o de membrana natural (animal) que lo usa el hombre sobre el pene erecto. Los condones de látex y poliuretano ofrecen la mejor protección disponible contra muchas infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH. Los condones de membrana natural no protegen contra las infecciones de transmisión sexual ni el VIH tan bien como lo hacen los de látex y poliuretano.

 

 

 

 

Condón femenino

 

Por otro lado, el condón femenino es un saco plástico y delgado que cubre la vagina. Se mantiene en su sitio mediante un anillo interno cerrado a la altura del cuello uterino y un anillo externo que se encuentra en la entrada de la vagina. Este condón se puede introducir hasta 8 horas antes del acto sexual, sin embargo, no ofrece protección total contra las infecciones de transmisión sexual.

Tanto el condón masculino como el femenino tienen mayor eficacia en evitar embarazos cuando se usan con un espermicida. Su eficacia es comparable a la píldora anticonceptiva.

 

 

Algunos puntos importantes:

  • Cuando se usa un espermicida con un condón masculino, el espermicida se debe colocar en la vagina, no en el condón.
  • Ambos tipos de condones se deben usar con un lubricante para evitar que el condón se desgarre o rompa y reducir las irritaciones.
  • Los condones de látex solo se deben usar con lubricantes a base de agua o silicona, no deben ser lubricantes a base de aceite, pues pueden debilitar el látex y aumentar el riesgo de que se rompa el condón.
  • Los condones tanto masculinos como femeninos sólo deben utilizarse una vez.
  • No deben usarse los dos al mismo tiempo.
  • Tener cuidado de no presentar alguna reacción alérgica al látex o poliuretano.

Ventajas:

  • Los condones no son costosos.
  • Se pueden comprar sin receta médica.
  • Se pueden llevar en el bolsillo o una cartera.
  • No afectan las hormonas naturales de la mujer.
  • Se pueden usar durante la lactancia materna.
  • Los condones de látex y poliuretano ofrecen la mejor protección disponible contra las infecciones de transmisión sexual.
  • El condón femenino se puede introducir hasta 8 horas antes de las relaciones sexuales.

Esponja

La esponja es un dispositivo en forma de rosca hecho de un material blando de espuma cubierto con espermicida. Se introduce en la vagina y cubre el cuello uterino.

Debido a que este método no protege contra las infecciones de transmisión sexual, se debe usar un condón masculino o femenino junto con la esponja para proporcionar este tipo de protección.

Para utilizarla, se debe humedecer para activar el espermicida que contiene. La esponja se puede usar hasta por un total de 30 horas. Puede introducirla durante un máximo de 24 horas antes de tener relaciones sexuales y debe per-manecer adentro por lo menos durante 6 horas, pero no más de 24 horas después del acto sexual. Si vuelve a tener relaciones sexuales durante ese período, no tiene que reemplazar la esponja. Para extraerla, agarre la porción en forma de anillo que sobresale y tire de la esponja lentamente.

Ventajas:

  • Se puede comprar sin receta médica.
  • No afecta las hormonas naturales de la mujer.
  • Contiene suficiente espermicida para varios actos sexuales durante un período de 24 horas.
  • Se puede usar durante la lactancia materna a partir de la sexta semana después del nacimiento del bebé.

Precauciones:

  • No debe utilizarse durante la menstruación.
  • No debe utilizarse durante más de 30 horas en total.
  • En caso de haber tenido síndrome de choque tóxico por un tampón o esponja en ocasiones anteriores, tampoco debe usarse.
  • Puede presentar irritación vaginal y reacciones alérgicas a los componentes del espermicida que contiene la esponja.

 

Diafragma

El diafragma es una cúpula redonda pequeña que se ajusta dentro de la vagina y cubre el cuello uterino, están hechos de látex o silicona. Se usa junto con un espermicida. Para su compra se requiere de una receta médica y el médico debe adaptarlos a la medida. Es por ello que hay que tener en cuenta que si se aumenta o baja de peso, el diafragma debe revisarse y en su caso adaptarse de ser necesario.

Diafragma

Generalmente si desea usarse después del embarazo, la recomendación que se sea mínimo 6 semanas después, una vez que el tamaño del útero y cuello han vuelto a su tamaño normal.

Cabe aclarar que el diafragma no es eficaz sin el uso de un espermicida. Se debe usar más espermicida antes de cada acto sexual, sin importar qué tan seguido se repitan. El espermicida puede introducirse con un aplicador mientras el diafragma está todavía adentro. Se deben usar lubricantes a base de agua cuando use un diafragma de látex, pues los lubricantes a base de aceite pueden debilitar el látex. Debe examinarse frecuentemente cerca de una luz para revisar que no tenga agujeros. Los hechos con látex tienen un tiempo de uso de 2 años aproximadamente, los de silicona pueden durar un poco más. Es recomendable que tu médico lo revise.

 

 

Aspectos a considerar:

  • Este método no protege contra el VIH ni las infecciones de transmisión sexual.
  • El diafragma debe permanecer en su sitio durante 6 horas después de haber tenido relaciones sexuales pero no por más de 24 horas. En caso de volver a tener relaciones sexuales durante este período, se debe aplicar más espermicida sin extraer el diafragma.
  • Debe mantenerse limpio, para lavar el diafragma, se utiliza agua con un jabón suave. Se debe enjuagar bien, secarlo y colocarlo nuevamente en su estuche.

Algunas ventajas:

  • No afecta el ciclo hormonal de la mujer.
  • Se puede usar durante la lactancia materna, a partir de la sexta semana después del nacimiento.
  • Se puede introducir durante un máximo de 2 horas antes de tener relaciones sexuales. Si se introduce con más de 2 horas de anticipación, es necesario volver a aplicar espermicida.

 

Capuchón cervical

Este método de barrera es una copa pequeña de silicona (o látex) que se introduce por la vagina y se coloca sobre el cuello uterino. De esta forma impide que los espermatozoides lleguen al útero. Aunque es más pequeño que el diafragma, este método también se debe adaptar a la medida, por ello se recomienda que tu médico haga una prueba para corroborar que esté bien colocado y se ajuste a tu cuerpo.

Aspectos a considerar:

  • Tampoco protege contra las enfermedades de transmisión sexual, para lograr este efecto, se debe utilizar junto con un condón masculino o femenino.
  • Su cuidado es semejante al del diafragma. Es necesario examinarlo con frecuencia para revisar si se ha desgastado o tiene agujeros.
  • Se tiene que reemplazar una vez al año.
  • En caso de haber tenido un bebé, aumentar o perder peso, podría ser necesario hacer ajustes.
  • El capuchón cervical es menos eficaz en las mujeres que han dado a luz.
  • Se debe estar pendiente de las horas que lleva puesto el capuchón para evitar un choque tóxico, el capuchón debe permanecer adentro durante 6 horas pero no más de 48 horas en total.

Algunas ventajas:

  • Su uso no afecta el ciclo hormonal de la mujer.
  • El uso de medicamentos no afecta su eficacia.
  • Se puede usar durante la lactancia, a partir de la sexta semana después del nacimiento del bebé.
  • No contiene hormonas que alteren el ciclo menstrual.

Riesgos:

  • Posibilidad de reacción alérgica al espermicida, causando irritación vaginal o bien olor desagradable.
  • Riesgo de infección y de contraer síndrome de choque tóxico si se utiliza durante el periodo menstrual. Es importante retirarlo durante estos días para que fluya el sangrado menstrual.
  • Al utilizar un capuchón cervical y un espermicida puede aumentar el riesgo de contraer una infección de las vías urinarias.

En conclusión….

La mayoría de las parejas pueden utilizar con seguridad los métodos de barrera, es importante que tomen en cuenta todos los aspectos para su uso adecuado y que conozcan la forma en que deben colocarse correctamente. En la mayoría de las ocasiones funcionan eficazmente cuando se usan de forma adecuada.

No debe faltar el diálogo entre la pareja para determinar el método que sea el más se adecuado para ustedes, así como preguntar al médico cualquier duda que tengan.